En la actualidad la promoción de la tecnología informática en diferentes medios ha permitido a los usuarios finales ser consiente de los pros y contras de la misma. En lo personal me he topado con personas que borran sus archivos con el simple clic derecho + eliminar, o seleccionan el archivo y presionan la tecla suprimir (usar shitf+supr elimina el archivo sin pasar a la papelera de reciclaje), pensando que han borrado la información para siempre cuando en realidad por defecto la mayoría de los sistemas operativos la envía a la papelera de reciclaje teniéndola al alcance para poder regresarla del más allá, otras personas vacían regularmente la papelera de reciclaje y digamos que eso le da un poco de más de “seguridad” al borrado de la información.

Pero lamento ser portador de malas noticias 🙁 aún la información que se vació de la papelera de reciclaje ¡puede ser revivida! y aunque estoy seguro que esto ya no es novedad para muchos, el simple echo de ya no ver un archivo en el sistema no quiere decir que no lo podamos recuperar.

No voy a entrar en detalles sobre como los sistemas operativos tratan a la información al borrarla, pero a grandes rasgos cuando eliminas un archivo, dejas de verlo en tu sistema pero queda en el sector de tu disco duro, hasta que el sistema operativo necesite más espacio para almacenar información sobre escribe ese sector y es ahí donde tu archivo se empieza a alterar.

Así que esa idea de que voy a formatear mi disco duro o memoria usb para borrar las pistas de cualquier cosa es incorrecta, aún formateando discos duros o memorias es posible extraer información de allí.

La manera segura de borrar información sería utilizar una herramienta que “sobrescriba” el área de datos donde estaba almacenado el fichero a eliminar. Este tipo de herramientas lo que hacen (básicamente) es escribir un número finito de pasadas sobre el área de datos a eliminar, de manera que si intentamos recuperar los ficheros originales, nos encontraremos bien con un patrón de datos aleatorios sin sentido o simplemente con “ceros”. Aún así, no vale con sobrescribirlos una sola vez, en función del nivel de seguridad que queramos otorgar a los datos, haremos más o menos pasadas.

En la siguiente imagen, vemos un resumen de los principales algoritmos estándar de borrado seguro.

borrado_seguro ¿seguro que borraste la información? ¿Seguro que Borraste la información? bs

borrado_seguro

Sin duda alguna la seguridad es importante, pero hay que tener en cuenta que nunca se nos olvide borrar de forma segura un disco si, por ejemplo, lo vamos a vender de segunda mano o a regalar a un amigo. Este hecho es extensible para móviles, tarjetas de memoria, pendrives, etc. porque nunca se sabe dónde pueden aparecer nuestros datos más personales el día de mañana.

Aunque hay multitud de herramientas, éstas son algunas recomendaciones para los distintos sistemas:

Así que ahora ya saben! si te quieres deshacer de algún medio de almacenamiento antes considera lo que has leído. En otra publicación hablaremos de como poder recuperar esos archivos.

Si te gustaría saber más a cerca de la manera segura de borrar tu información puedes encuentras nuestros datos en la sección de contacto, será un gusto para nosotros poder asesorarte.